Dieta equilibrada y hábitos de vida saludables

Una dieta equilibrada y unos hábitos de vida saludables son indispensables para evitar numerosos problemas de salud como los trastornos digestivos, diabetes, obesidad, gota o anemia.

 

Para conseguir una buena calidad de vida es necesario llevar una dieta variada con alimentos de temporada y de cercanía, para contribuir a la sostenibilidad, tener en cuenta el etiquetado y cocinar en casa evitando salsas y fritos. También es indispensable comer de forma relajada, beber entre 1,5 y 2l de agua diarios y realizar ejercicio regular de forma habitual. O lo que es lo mismo, para tener unos hábitos alimentarios saludables deberíamos tomar raciones moderadas adaptadas a las características de cada persona, bajar la cantidad de grasas saturadas, incluir diariamente en la alimentación verduras, hortalizas y frutas, alternando las legumbres y los cereales integrales, alternar entre pescados, carnes magras y huevos, usando el aceite de oliva como condimento de todos los menús, y acompañando con pan integral y como bebida, el agua.

Para un nutricionista cambiar los hábitos alimentarios en la gente joven es más fácil que en el caso de los adultos, que generalmente los llevan a cabo por motivos de salud. Además, en la actualidad existe gran sensibilización por tener información sobre cómo llevar y tener buenos hábitos alimentarios que refuercen y mejoren la calidad de vida. Y para ello, es importante saber que “no existen alimentos buenos, ni malos”, que todos pueden formar parte de la alimentación, aunque en diferente proporción y con distinta frecuencia de consumo en función de la edad, sexo, actividad física, la presencia o no de diferentes patologías.

Por esto, para llevar a cabo una alimentación saludable es imprescindible que sea una dieta equilibrada, que esté compuesta por alimentos de todos los grupos y en proporciones adecuadas, para proporcionar los nutrientes necesarios para el crecimiento, mantenimiento del organismo y su reparación en caso de enfermedad.

En la elaboración de nuestras dietas personalizadas aplicamos la Ritmonutrición método importante porque señala el ritmo biológico de lo que se debe comer en cada momento del día, siguiendo nuestro reloj biológico, para conseguir mejor humor, evitar atracones, perder peso, mejorar la salud, etc. Teniendo en cuenta esto es necesario realizar bien todas las comidas del día y con diferentes tipos de alimentos, según el momento del día, teniendo, además, en cuenta las interacciones alimentarias para poder optimizar la absorción de los diferente nutrientes (hierro, calcio, diferentes vitaminas, antioxidantes, …). También es necesario calcular el tipo de grasas aportadas en cada comida (saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas) por su papel en la reconstrucción de las membranas celulares. Sin olvidar la ingesta de alimentos ricos en precursores de los neuromediadores cerebrales.